Menu

Weretilneck: "Causan frustración los números de la actual secundaria. No detendremos la nueva"

"La vieja escuela secundaria de Río Negro tiene un nivel de abandono que es intolerable para cualquier sociedad; un grado de repitencia altísimo; y aquellos que logran terminar tienen un nivel de aprendizaje por debajo de lo que debería ser".

Así se refirió el gobernador Alberto Weretilneck a las causas que motivaron la decisión de implementar la nueva Escuela Secundaria Río Negro. Lo hizo a través de un mensaje a la sociedad rionegrina, a través de los canales de comunicación www.rionegro.gov.ar y youtube.com/comunicacionRN

En su mensaje, el Mandatario rionegrino recalcó que la decisión de comenzar con una nueva Escuela Secundaria está fundamentada en los malos resultados que de la actual Educación Media. “Son resultados que nos duelen, que nos dan tristeza; son resultados que ninguna sociedad quiere tener”, indicó. 

Graficó que en 2012 iniciaron primer año en las escuelas secundarias de Río Negro 8.922 jóvenes, pero cinco años después -en 2016-, solamente culminaron sus estudios 3.877 de esos alumnos. 

“Es decir que 5.045 jóvenes abandonaron la escuela. Se fueron a sus casas: algunos buscaron trabajo, algunos volvieron luego a la escuela nocturna y otros estarán, quizás hoy, lamentándose de haber abandonado la escuela. Debemos fijar este número: 5045 jóvenes dejaron, abandonaron, fueron echados de la escuela secundaria entre el año 2012 y 2016”, remarcó el Mandatario. 

El Gobernador se mostró también preocupado por los niveles de repitencia. “Unos 1.800 jóvenes repiten cada año en las distintas escuelas medias de la Provincia”, explicó. 
Otros datos alarmantes expuestos por Weretilneck tienen que ver con la calidad del aprendizaje de los estudiantes de las escuelas secundarias rionegrinas. “El 46,4%, es decir, casi la mitad de los alumnos de quinto año, tiene un nivel básico o bajo en Lengua; mientras que el 66% tiene un nivel básico o están bajo el nivel básico en Matemáticas; y el 37% tiene un nivel básico o menos que básico en Ciencias Sociales”, describió.

Agregó que “la vieja escuela secundaria de Río Negro, por un lado, tiene un nivel de abandono que es intolerable para cualquier sociedad; tiene un nivel de repitencia altísimo y aquellos que logran terminar tienen un nivel de aprendizaje por debajo de lo que debería ser”. 
En tal sentido, el Mandatario sostuvo que “no podemos seguir haciendo las mismas cosas, enseñando de la misma forma y con los mismos métodos que han fracasado. Se le está frustrando la vida a miles y miles de jóvenes que ven que la escuela secundaria no les resuelve el problema”. 

“No hay nadie, ni gremialista, ni político, ni padre ni alumno que pueda justificar seguir con la misma escuela rionegrina con estos números, que son los números de la frustración, que son los números del dolor, que son los números, de alguna u otra manera, de una tragedia, porque miles y miles de jóvenes ven que no tienen el futuro que les debe dar la escuela secundaria rionegrina”.

Recordó, en tal sentido, que “por esa razón, hace un año y medio decidimos cortar la vieja escuela y empezar con una nueva. Se investigó, se ideó un nuevo diseño curricular y se debatió en profundidad, con la participación de la gran mayoría de los directivos, de los supervisores, y el propio gremio docente UNTER, tres de cuyos dirigentes con sueldos pagados por el Estado, participaron del diseño de la nueva escuela rionegrina. Todos coincidimos en que tenemos que cambiar”. 

Weretilneck explicó que “los docentes y profesores, en vez de estar 40 minutos y que se vayan a otra escuela; se quedan todo el día en la Escuela Secundaria Río Negro. Coincidimos en que los jóvenes, en vez de tener seis o siete materias por día, tengan dos para que puedan aprender mejor; que aquellos jóvenes que en una materia no avanzan y no aprenden lo que tienen que aprender, tengan dos horas más a la tarde para poder recuperar. Que tenga un diseño muchos más acorde a las exigencias de la juventud de hoy, sin bajar la calidad y sin bajar, también, las exigencias; con los mismos exámenes y con el mismo rigor que se toma hoy”.

“Como resultado, hoy ya en más del 60% de escuelas está en marcha la nueva Escuela Secundaria rionegrina”.

El Gobernador subrayó claramente que “no vamos a detener esta escuela, porque queremos que los adolescentes y los jóvenes rionegrinos sientan que hay una escuela que les empieza a garantizar su futuro. No queremos que nuestros jóvenes abandonen la escuela y se vayan a la calle; queremos una nueva generación de rionegrinos que protagonice el nuevo Río Negro. Pero, fundamentalmente, que miles y miles de jóvenes no sientan que los adultos, que los mayores, que sus dirigentes los estamos enviando a la gran frustración: que es una escuela que no les garantiza sus vidas, que no les garantiza el trabajo y que nos los forma como personas libres”. 

En este marco, convocó a todos: “A los dirigentes gremiales, a los dirigentes políticos de la posición, a los profesores, a los directivos a los supervisores, a las mamás, a los papás y a los alumnos. Ya hemos visto qué es lo que nos daba la vieja escuela secundaria: abandono, repitencia, baja calidad y frustración”.
Al finalizar, sostuvo que “vamos por la nueva escuela de Río Negro, vamos por esta escuela que les dé a los miles y miles de mujeres y hombres, de jóvenes y de adolescentes el futuro que ellos sueñan”.

Ir hacia arriba